Anuncios
Ultimas noticiasInternacionalMéxico

Los mercados energéticos están en transición: BP

La edición 2017 del Informe Estadístico Mundial de Energía de BP, publicada el día de hoy, muestra cómo los mercados globales de energía siguen experimentando cambios a largo plazo a medida que se adaptan a desafíos de precio a muy corto plazo.

 

Los datos publicados en el Informe (la 66 edición anual) demuestran claramente las transiciones a largo plazo que están viviendo actualmente los mercados, con un cambio hacia un crecimiento más lento en la demanda global de energía. Dicha demanda se mueve con fuerza hacia los mercados de las economías en desarrollo de rápido crecimiento en Asia, y se sigue dando el crecimiento de un cambio marcado hacia el uso de energía renovable y de combustibles con menores índices de carbono, a medida que decrece el uso del carbón.

 

Al mismo tiempo, los mercados energéticos se están ajustando de forma efectiva a desafíos más inmediatos, particularmente con el mercado petrolero, que desde 2016 se ha ajustado al suministro excesivo que ha dominado al mercado en años recientes.

 

Al presentar el Informe, Bob Dudley, Director General de Grupo BP, comentó: “Los mercados globales energéticos se encuentran en transición. Las tendencias a mayor plazo que podemos ver en estos datos están cambiando los patrones de la demanda, y la mezcla del suministro a medida que el mundo se esfuerza por estar a la altura del desafío de conseguir el suministro de la energía que necesita, a la vez que reduce sus emisiones de carbono. Al mismo tiempo, los mercados están respondiendo a factores que resultan más inmediatos, por ejemplo, el suministro excesivo que ha tenido impacto en los precios de crudo durante los últimos tres años.

 

“Para entender cómo actúan estas fuerzas así como sus implicaciones para el futuro, necesitamos datos oportunos y confiables. Es por eso que producimos el Informe Estadístico: para proporcionar la información exacta a nivel mundial que contribuirá a la discusión, el debate y la toma informada de decisiones alrededor del mundo”.

 

En 2016 la demanda global de energía se encontró en una posición carente de fortaleza por tercer año consecutivo, pues creció únicamente 1%, cerca de la mitad de la tasa promedio de crecimiento de la década pasada. Y de nueva cuenta, casi todo ese crecimiento provino de economías en desarrollo de rápido crecimiento, pues China e India en conjunto representaron la mitad del total de dicho crecimiento.

 

Los precios bajos de este año hicieron que la demanda de crudo aumentara en 1.6%, mientras que el crecimiento en su producción se vio limitado a solo 0.5%. Como resultado, el mercado petrolero se estabilizó a mediados de año, pero los precios siguieron estando deprimidos a causa de lo que venían acarreando los inventarios con excedentes. La producción de gas natural también se vio afectada de manera adversa por los precios bajos, pues creció únicamente 0.3%, la producción de gas en los EU cayó en 2016, la primera reducción desde que se da desde la llegada de la revolución del petróleo de esquisto a mediados de la década del 2000.

 

Las energías renovables fueron, de nueva cuenta, las fuentes de energía de más rápido crecimiento, con un aumento de 12%. Aunque sólo proporcionan el 4% de la energía primaria total, el crecimiento de las energías renovables representó casi un tercio del crecimiento total de la demanda energética en 2016. En contraste, el uso de carbón (que es el combustible fósil que mayor cantidad de emisiones de carbono produce) cayó dramáticamente por segundo año, en 1.7%, principalmente a causa de la disminución en la demanda tanto de EU como de China.

 

La combinación de este bajo crecimiento en la demanda energética y el cambio hacia un tipo de mezcla de combustibles distintos, significó que las emisiones globales de carbono crecieran en un estimado de tan sólo 0.1%, lo cual significa que 2016 es el tercer año consecutivo en el que se tienen emisiones sin cambios, o bien una reducción de las mismas. Esto representa al promedio más bajo para un periodo consecutivo de tres años para el crecimiento en las emisiones desde el periodo 1981-1983.

 

Bob Dudley comentó: “Si bien dicho cambio es bienvenido, todavía no queda claro en qué medida este cambio es estructural y prevalecerá. Necesitamos mantener nuestro enfoque y nuestros esfuerzos en la reducción de las emisiones de carbono. BP apoya los objetivos que fueron establecidos durante las reuniones COP21 de París, y estamos comprometidos con hacer lo que nos corresponde para alcanzarlos”.

 

Puntos Importantes del Informe Estadístico Mundial de Energía de BP: Energía Primaria

 

  • La demanda global de energía creció 1% en 2016, similar a los incrementos de 0.9% y 1% de los años 2015 y 2014 respectivamente, y significativamente más bajo que la tasa promedio de los últimos 10 años de 1.8%
  • Casi todo el crecimiento provino de economías en desarrollo de rápido crecimiento: China e India en combinación representaron cerca de la mitad de todo el crecimiento.
  • La demanda energética de India se incrementó en 5.4%, una tasa similar a la vista en años recientes.
  • La demanda energética de China creció 1.3%. Esto es parecido al incremento de 1.2% en la demanda durante el año 2015, y es cerca de un cuarto de su promedio de crecimiento de los últimos 10 años. El crecimiento promedio durante 2015 y 2016 fue el más bajo que se haya visto durante un periodo de dos años desde 1997- 1998. A pesar de esta ralentización, el aumento incremental en la demanda en China hizo que fuera el mercado en donde se dio el mayor crecimiento de energía en el mundo por décimo sexto año consecutivo.
  • La demanda de los países desarrollados de la OCDE permaneció esencialmente igual (sólo se incrementó 0.2%).

 

Crudo

 

  • El crudo acumulado promedió un costo de $44 por barril en 2016, más bajo que los $52 que costó en 2015 y el precio promedio anual más bajo desde 2004.
  • El consumo mundial de crudo se incrementó de manera importante, al crecer 1.6% o 1.6 millones de barriles al día (mmb/d), por encima de la tasa promedio de 10 años por segundo año consecutivo. Se vieron grandes incrementos en la demanda por parte de India (hasta 0.3mmb/d) y Europa (hasta 0.3mmb/d) y mientras que la demanda de China siguió creciendo (hasta 0.4mmb/d), fue más bajo que en años recientes.
  • Los precios bajos tuvieron un impacto en el crecimiento de la producción global de crudo, misma que creció únicamente 0.5% (el incremento más bajo desde 2009), es decir, 0.4mmb/d.
  • Dentro de este total, la producción de la OPEC se incrementó en 1.2mmb/d, y hubo aumentos significativos por parte de Irán (hasta 0.7mmb/d), Irak (hasta 0.4mmb/d) y Arabia Saudita (hasta 0.4mmb/d).
  • En contraste, la producción de crudo fuera de la OPEC experimentó el retroceso anual más grande que hubiera visto en 25 años. Las caídas más grandes en la producción provinieron de los EU (0.4mmb/d), China y Nigeria (cada uno de ellos retrocedió 0.3mmbd).

 

Gas natural

 

  • El consumo mundial de gas natural se incrementó en 1.5% en 2016, menos que la tasa promedio de 10 años de 2.3%. Sin embargo, hubo importantes incrementos en el consumo de gas en Europa (hasta 6%), el Medio Oriente (3.5%) y China (7.7%).
  • La producción mundial de gas natural se incrementó sólo 0.3%: el crecimiento más pobre en producción de gas de los últimos 34 años, sin contar la crisis financiera. Con precios más bajos en el gas, la producción de gas de los EU cayó por primera vez desde que comenzó la revolución del gas de esquisto o pizarra. La producción australiana de gas se incrementó significativamente, como consecuencia de las nuevas plantas de Gas Natural Licuado (GNL) que comenzaron su funcionamiento.
  • Las importaciones/exportaciones mundiales de GNL se incrementaron en 6.2%, impulsadas por la nueva producción australiana. Se espera que la producción de GNL crezca en alrededor de 30% a lo largo de los próximos tres años, a medida que nuevos proyectos futuros se incorporan a la producción.
  • El incremento en el comercio de GNL refleja un cambio fundamental que se da de forma continua y que se encuentra en progreso en los mercados mundiales de gas, tendiendo hacia una mayor integración, pero también hacia mercados más competitivos y flexibles, con mayores volúmenes de GNL mediante contratos más cortos o de menor tamaño, o incluso sin contratos.

 

Carbón

 

  • El consumo mundial de carbón cayó por segundo año consecutivo, en 1.7% o 53 millones de toneladas en su equivalente a crudo (Mtoe). Esta disminución llevó la participación del carbón en la producción de energía primaria a 28.1%, su menor participación desde el año 2004.
  • El consumo en declive fue impulsado principalmente por los EU (con 8.8% menos, o 33Mtoe) y por China (con 1.6% menos, 26 Mtoe).
  • La producción mundial de carbón disminuyó 6.2% o 231Mtoe, el decremento anual más grande que se tuviera registrado. La disminución en la producción fue impulsada de nueva cuenta por China (7.9% menos, o 140Mtoe) y por los EU (19% menos o 85Mtoe).
  • En el Reino Unido, el consumo de carbón se disminuyó a menos de la mitad (- 52.5%). El consumo de carbón por parte del Reino Unido ha caído a niveles que se vieron por última vez a principios de la Revolución Industrial, hace casi 200 años. El sector energético del Reino Unido registró su primer día ‘libre de carbón’ en abril de 2017.

 

Renovables

 

  • Una vez más, los renovables fueron la fuente de energía de más rápido crecimiento en 2016. Sin contar la energía hidroeléctrica, la energía renovable creció 12%. Si bien se encuentra por debajo de la tasa promedio de 10 años de crecimiento para los renovables (de 15.7%), este crecimiento representa el mayor incremento anual que se tuviera registrado (55Mtoe, que es más que el retroceso en el consumo de carbón).
  • Las energías renovables proporcionan en la actualidad una participación de cerca del 4% de la energía primaria.
  •  Más de la mitad de ese crecimiento proviene de energía renovable a partir del viento, con un incremento de 16% a lo largo del año. La energía solar se incrementó en 30%. A pesar de que la energía solar solamente representa el 18% de la producción de la energía renovable, el crecimiento en la producción solar representó cerca de un tercio del crecimiento general de energías renovables.
  • En 2016 China se convirtió en el mayor productor a nivel mundial de energía renovable, sobrepasando a los EU, y la región del Pacífico asiático rebasó a Europa y Eurasia, convirtiéndose así en la región productora más grande de energías renovables.

 

Otros Combustibles

 

  • La generación de energía nuclear se incrementó en 1.3%, o 9.3 Mtoe, en 2016. El incremento anual de 24.5% en producción anual por parte de China representó casi todo el crecimiento neto de la energía nuclear. El crecimiento incremental de China de 9.6Mtoe fue la mayor que hubiera tenido cualquier país desde 2004.
  • La generación de energía hidroeléctrica se incrementó en 2.8% en 2016, con un crecimiento de 27.1 Mtoe. El crecimiento incremental más grande proviene de nueva cuenta de China, y en segundo lugar se encuentran los EU.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe nuestra revista y nuestro newsletter en tu email ¡GRATIS!

Invalid email address
No enviaremos SPAM ni se venderán tus datos. Puedes cancelar en cualquier momento. Consulta nuestra política de privacidad aquí.
Anuncios
Tags

Staff Oil & Gas Magazine

Equipo de redacción de Oil & Gas Magazine, nos gusta escribir sobre temas del sector petrolero nacional e internacional.

Artículos relacionados

Close

!Suscríbete!