Anuncios
EspecialesUltimas noticias

Fracking: ¿sí o no?

Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Secretaría de Energía (Sener), dijo durante su comparecencia en el recinto de San Lázaro -en el marco del 6o. Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto-, que prohibir el fracking de manera generalizada, como aseguró que lo hará el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), sería un grosso error en el cual el único beneficiado sería Estados Unidos.

 

La técnica de la fractura hidráulica, o fracking, para la extracción del petróleo y gas atrapado en cavernas subterráneas, es un método que consiste en perforar pozos profundos con el fin de encontrar gas natural o petróleo a través de una fractura en las rocas del subsuelo ocasionada por explosiones aunado a inyecciones de agua a alta presión y agentes fracturantes.

 

El todavía titular de la Sener, expresó: “Yo lamentaría esta iniciativa de prohibir el fracking de manera generalizada en nuestro país; ese día habría una fiesta en Texas por el regalo que les estamos dando los mexicanos, porque nos condenaría a seguir importando gas; 53% de nuestras reservas de gas están justo en recursos no convencionales”.

Delineó que esa técnica se realiza en México desde 1960 y que 22% de los pozos que se han explotado en yacimientos convencionales han usado de alguna u otra forma esta polémica técnica.

Y continuó: “Antes de la Reforma Energética no había regulación para que el fracking se realizara con las mejores prácticas ambientales e industriales, pero ahora la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), junto con la Agencia de Energía, Seguridad y Ambiente (ASEA) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), también participan”.

La reglamentación sobre el uso del agua, definió, es muy estricta, dado que no se permite la de consumo humano, se tiene que reciclar y con doble y triple protección en los tubos para que no se contamine el manto freático.

A mediano y largo plazos, los 107 contratos hasta hoy adjudicados, criticados y cuestionados, terminarán por ser ‘bendecidos’, añadió Coldwell. “Estos 107 contratos petroleros que ustedes censuran y cuestionan en unos años más los van a bendecir”.

Dichas adjudicaciones, así como los farmouts de Pemex no sólo generarán 900 mil empleos, sino que para 2021 sumarán a la producción nacional cerca de 70 mil barriles diarios, que para 2020 serán 148 mil barriles; para 2023, 245 mil barriles de crudo; y para 2024, 296 mil barriles.

“En este gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se ha sembrado hacia el futuro llegará hasta 736 mil barriles diarios de producción solamente en los contratos de la Reforma Energética y los farmouts de Pemex”, concluyó.

 

No debemos renunciar a la mitad de las reservas petroleras: CNH

 

A su vez, Héctor Moreira, de la CNH, dijo que no usar este método, es como renunciar a la mitad de las reservas petroleras. Se estima que 6,400 millones de barriles (mdb) de petróleo crudo equivalente pueden obtenerse a través la tecnología de fracking. Por el contrario, no usar el fracking para extraer petróleo y gas, como ha señalado AMLO, implicaría desaprovechar 48.1% de las reservas que tiene la nación por 66,600 mdb de petróleo crudo equivalente, puntualizó Héctor Moreira, comisionado de la CNH.

“Decir no al fracking, es renunciar a la mitad de las reservas de la nación”, reiteró a la vez que detalló que el potencial de reservas y recursos prospectivos actual asciende a 138,300 millones de petróleo crudo equivalente, donde 60,200 mdb de petróleo crudo equivalente son no convencionales, mientras que 71,700 mdb de petróleo crudo equivalente corresponden a convencional con tecnología tradicional y 6,400 mdb de petróleo crudo equivalente a tecnología de fracking.

En las zonas petroleras del sureste y Golfo de México se han perforado 20,664 pozos con tecnología tradicional, mientras que en Chicontepec y Burgos se han perforado 11,276 pozos. En cuanto a Sabinas, Burro Picachos y Tampico Misantla, han sido 18.

“En México uno de cada tres pozos que se ha perforado ha sido con fracking; esto lo hacemos desde 1970. Tenemos medio siglo haciendo fracking y hasta ahorita se ve como si fuera algo nuevo”.

 

Fox se sube a la polémica del fracking en México

El expresidente Vicente Fox, polémico como siempre, alentó al presidente electo de México, AMLO, a ser audaz para terminar con la pobreza en el país. “En cinco años, con el fracking, se podría tener una nueva bonanza para el país”.

Y vislumbró las oportunidades que ofrece para México implementar la técnica de fracking, para extraer petróleo y gas, además de otras formas de que el país genere más riqueza.

 

“Reto a AMLO a ser audaz para terminar con la pobreza”, dijo Fox en un video publicado el pasado 08 de octubre, en el canal del Centro Fox en YouTube. En ese espacio urgió al presidente electo a aprovechar esta tecnología de extracción, luego de que AMLO reiterara que durante su administración no se utilizará el fracking para que Petróleos Mexicanos (Pemex) explote petróleo en la zona norte del país.

Fox argumentó que este método de extracción no afecta a los recursos naturales, pues protege al medio ambiente, e insistió que AMLO cuenta con información errónea sobre este tema.

E insistió: “No dejemos ir esta oportunidad para México. Podemos y debemos ocupar los primeros lugares a nivel mundial al recuperar nuestra capacidad petrolera y el fracking es el camino a ello”.

El expresidente abundó: “Oklahoma y Texas han hecho una revolución profunda en materia petróleo y de gas natural, a través del sistema fracking (…) Es urgente recuperar nuestra capacidad de producir petróleo, es urgente aprovechar los grandes yacimientos que tenemos al norte del país”.

Centro Mario Molina: ¿fracking sustentable?

A decir de varios estudios realizados, México tiene posición privilegiada para el fracking sustentable. En las zonas con alto estrés hídrico, como es casi toda la zona norte del país, se debe procurar el mínimo uso de agua fresca, entre las recomendaciones del análisis.

Por ejemplo, el Centro Mario Molina asegura que México está en la posición privilegiada de entender las lecciones aprendidas por otros y de adoptar las mejores prácticas para la producción de hidrocarburos no convencionales. Así, presentó 25 recomendaciones que a su vez el centro de análisis de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi), Pulso Energético, resumió en nueve puntos centrales para aportar a la discusión sobre esta práctica en el país.

El centro subraya en específico que se debe dar certeza a la sociedad, a las empresas y a otros agentes productores ubicados en las zonas prospectivas sobre la disponibilidad y administración del agua. Las recomendaciones son las siguientes:

  1. En las zonas con alto estrés hídrico, como son todos los estados del norte de México que hacen frontera con Estados Unidos, se debe procurar el mínimo uso de agua fresca.
  2. Es necesario garantizar la capacidad de detección de contaminación del agua y aire.
  3. Minimizar el riesgo de contaminación del agua mediante buenas prácticas en la perforación y estimulación de pozos.
  4. Asegurar la gestión integral de residuos provenientes de las operaciones mediante especificaciones y restricciones en el monitoreo y manejo integral.
  5. Disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y de contaminantes mediante la restricción de la quema de hidrocarburos, la prohibición del venteo y el uso de tecnologías para minimizar las emisiones fugitivas.
  6. Anticiparse a posibles afectaciones ambientales y a la infraestructura de las localidades cercanas a las rutas de la cadena de suministro.
  7. Diseñar y ejecutar una estrategia efectiva para la supervisión de las actividades de extracción de gas y aceite de lutitas, de manera que la capacidad de vigilancia de las autoridades no se vea superada.
  8. Establecer un mecanismo de comunicación con la sociedad para la divulgación de información sobre los avances de las actividades extracción de gas y aceite de lutitas.

 

En 10 de los estudios más recientes sobre el tema, publicados por universidades estadounidenses, destaca entre otros hallazgos que la composición química de los yacimientos de agua subterránea en una de las áreas donde más desarrollo de shale hay —tiene alrededor de 1,400 pozos de gas natural— no parece haber empeorado con el tiempo e, incluso, podría estar mejorando, según la Universidad del Estado de Pennsylvania (2018).

Contaminación de acuíferos por filtraciones

 

Los expertos ecologistas también alzan la mano para dar su punto de vista. Ven al fracking como un procedimiento que implica perforaciones verticales profundas y largas excavaciones horizontales. Y, al emplearse estos métodos, se desperdician millones de litros de agua por cada pozo, con lo cual queda agua residual contaminada de productos químicos aditivos, metales pesados y, en muchas ocasiones, hasta con productos radiactivos procedentes del subsuelo.

También, muchas veces, queda la tropósfera -es la capa más baja de la atmósfera terrestre, sede de los fenómenos meteorológicos- contaminada por derrames, lo que provoca contaminación del aire por compuestos volátiles: benceno, tolueno, xileno y disulfuro de carbono, entre decenas de cancerígenos más, pero lo más grave es la contaminación de los acuíferos por filtraciones.

De hecho, explican, ha habido tal contaminación en algunos países, que al prender fuego sobre un lago, se incendia el aire sobre la superficie del agua; en Texas, en una colonia residencial cercana a un conjunto de pozos de extracción de gas natural, al abrir un grifo de agua y al acercar un cerillo se producían fogonazos y explosiones.

En el mundo quedan al menos de 20-25 años del uso y abuso de combustibles derivados de los hidrocarburos, pero ese lapso será suficiente para hacer irreversible el calentamiento global progresivo.

 

Una visión dividida

En México existen dos visiones distintas y contradictorias sobre este controvertido tema: quienes piensan que a toda velocidad y oportunidad hay que extraer la mayor cantidad de gas natural y petróleo con esta tecnología, y quienes piensan que es necesario prohibirla para evitar comprometer los recursos y la vida misma de las futuras generaciones.

Coldwell, titular de la Sener, está dentro del primer grupo, de quien ya leímos la inicio de esta nota su visión sobre el asunto. AMLO, por su parte, quien encabezará el próximo gobierno, varias veces ha dicho que le pondrá fin al fracking para extraer gas y petróleo en su gobierno.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe nuestra revista y nuestro newsletter en tu email ¡GRATIS!

Invalid email address
No enviaremos SPAM ni se venderán tus datos. Puedes cancelar en cualquier momento. Consulta nuestra política de privacidad aquí.
Anuncios
Tags

Artículos relacionados

Close

!Suscríbete!